Cuando encendemos una vela para nuestro Ángel de la Guarda o lo Divino (Dios, Jerarquías Divinas, Seres Celestiales, Arcángeles, entre otras Fuerzas Espirituales), con un pedido o pregunta, somos capaces de obtener e interpretar la respuesta, a través de la lectura del llama y la cera de la vela. Esta forma de Oracle se llama ceromancia.
Para ello es necesario observar la vela en cada detalle, para hacer una interpretación correcta, buscando un lugar tranquilo y silencioso y encendemos una vela blanca.
Así la vela representa al ser humano: cuerpo (vela), conciencia (mecha) y espíritu (llama).
Debemos estar relajados y con los ojos cerrados, mentalizar el pedido y la intención cuando encendemos la vela.
Al cabo de unos minutos, abrimos los ojos y vamos a analizar la llama y la quema de la vela, para saber qué orientación tendrá, en relación con el pedido que le hemos hecho.
La interpretación será según el aspecto de la llama y otras características de la vela.
Así:
• Llama azul: es un signo positivo de fortaleza espiritual y te advierte que mantengas la fe y la paciencia, ya que las metas se lograrán.
• Llama amarilla: momentos de alegría y felicidad a la vista.
• Si la llama suelta pequeñas chispas (chispas de llama) en el aire: es señal de tensiones, decepciones o dificultades.
• Llama espiral: alerta para no exponer sueños y planes antes de que se hagan realidad, para que no haya interferencia e influencia de otros.
• Llama que tiembla: se producirán cambios y transformaciones, para mejor.
• La llama de la vela no enciende: es necesario un ambiente cargado para mejorar la energía de la persona y del ambiente.
• Punta de mecha brillante (bola brillante en la punta de la mecha): señal beneficiosa de buenos eventos y logros exitosos.
• La llama quema toda la vela: notar que el pedido y la intención han sido enviados exitosamente al plano espiritual.
• Cuando la llama de la vela, al arder, forma una escalera hacia el costado: es necesario saber esperar, porque para alcanzar la intención, tomará tiempo para su cristalización.
• Si la vela no quema toda la parafina: es señal de que hay interferencia de fuerzas negativas, se aconseja volver a encender la vela e insistir en la intención con fe.
• Chama Vermelha: plazo favorable para la realización de la solicitud y la intención de realización.
• Llama Brillante: una señal de que la oración o petición pronto será respondida.
• Llama débil: indica que la fe necesita ser más fuerte, la intención más fuerte y la petición reforzada.
• Llama baja: habrá un retraso para realizar el pedido.
• Vela que se dobla: necesidad de mayor equilibrio para no enfrentar dificultades.
• Vela que tarda mucho en encenderse o no enciende: mucha negatividad, dificultando la comunicación con el mundo superior y la conexión con el Ángel de la Guarda y lo Divino.
• Llama que sube y baja: dispersión, la persona no tiene foco y no enfoca su intención porque su mente está confusa.
• Mecha que se parte en dos: petición hecha, de forma indecisa e incierta.
• La vela “llora” (la llama derrite la parafina, que se encuentra en estado líquido alrededor de la mecha): Dificultad para ordenar.
• La llama no quema toda la mecha y todavía queda parafina: necesidad de volcarse más a la espiritualidad y enfocarse en la oración.
• La llama de la mecha se apaga antes de que se haya derretido toda la vela: además de orar y volverse hacia el superior, la persona también necesita poner de su parte para que su intención se haga realidad.

Significado da Vela

Sobre nós